X
¿qué podemos hacer frente a las guerras?

    Cinco maneras de apoyar bienes sociales en lugar de gastos militares

    Tomando como tema central las Finanzas Éticas, en marzo hemos reflexionado en la Factoría de Valores de SETEM sobre diferentes opciones que cada persona tenemos para no colaborar y oponernos a las guerras. A menudo pensamos que no tenemos opciones para ello, ya que las decisiones de invertir en armas se toman en las más altas esferas de los estados. Sin embargo, en el encuentro con Arcadi Oliveres y el curso sobre antimilitarismo y feminismo que organizamos nos anotamos algunas ideas que podemos llevar a cabo.

    Respondiendo a la pregunta ¿Qué hacer para que tu dinero no alimente la guerra? Arcadi Oliveres y SETEM repasamos de dónde procede la financiación del armamento, fijándonos en los bancos y el Estado, ambos con el dinero de la ciudadanía: sus ahorros e impuestos, respectivamente. Y nos preguntamos, ¿podemos hacer algo para evitar que bancos y estado inviertan nuestro dinero en militarismo? Por suerte, ¡sí! Algunas ideas:

    1- Colaborar con la Campaña Banca Armada, que investiga y denuncia las inversiones en armamento de los principales bancos españoles. Si tienes acciones de BBVA, Santander, Caixabank, Sabadell o Bankia puedes cedérselas a la campaña para que intervengan en las juntas de accionistas y pidan directamente a los bancos que cesen este tipo de inversiones.

    2- Mover tus ahorros de la banca tradicional a la banca ética, para asegurarte de que no se usarán para financiar armamento ni en fines que tengas consecuencias sociales negativas.

    3- Hacer objeción fiscal al gasto militar en la declaración de la renta. De esta manera muestras al Estado que no quieres colaborar con los gastos militares y, en su lugar, puedes decidir a qué fin social destinar esa cantidad de tus impuestos.

    Oliveres aseguró en el encuentro que, si se persiguiera el fraude fiscal, con ese dinero las pensiones podrían aumentar un 80%. Si sumamos los más de 18.000 millones de euros que el gobierno central destinó a fines relacionados con armas, ¿nos imaginamos cuánto podríamos mejorar en bienestar social?

    Por eso, este mes hemos visto que también existen maneras de tomar parte frente a las guerras de una forma más activa:

    4- Llevando a cabo campañas o acciones de desobediencia civil frente a realidades injustas. Para ello, nos dejamos guiar por los manuales que nos compartieron las compañeras de AAMOC de Madrid.

    5- Unirse a iniciativas de denuncia y construcción de paz como Mujeres de Negro contra la Guerra de Madrid o Emakumeok Gerraren Aurka de Vitoria-Gasteiz.

    Como ves, existen diferentes opciones que todas las personas podemos realizar para no colaborar con las guerras. ¿Te animas con alguna?

    curso con AAMOC Madrid en SETEM Hego Haizea

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de nuestras cookies. Saber más

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar